Entrevista por El émulo de Reginald Perrin

La novela aún no está en las librerías pero sí tenemos una entrevista sobre ella a modo de pre-lanzamiento involuntario. Gracias a María Osorio por la eficacia y dedicación. Aquí va una selección de las cosas que se pueden leer en la entrevista:

Pregunta María qué podemos encontrar en El émulo de Reginald Perrin. Parte de la respuesta: Encontraremos sobre todo la historia de un hombre con una personalidad compleja, de sus traumas personales, del equilibrio inestable entre su capacidad de liderazgo y sus limitaciones para vivir en sociedad. Encontraremos la distorsión sobre la visión de la realidad que produce el poder y, de alguna manera, un manual para déspotas y misántropos. Encontraremos una trama que entremezcla los ámbitos particular y profesional de Camilo…

Otra pregunta: ¿qué semejanzas hay entre Reginald Perrin y Camilo López, el protagonista de la historia? Y aquí la respuesta: Hay más similitudes de las que podrían suponerse a partir de una lectura rápida de la novela. De alguna forma, ambos reniegan de su pasado, ambos intentan el éxito y el reconocimiento de un modo compulsivo, ambos se fían de su instinto para tomar decisiones que a veces resultan poco justificables o incluso absurdas. Aunque de naturaleza distinta, su carácter atormentado resulta otra similitud. Me inspiró la serie porque yo era muy fan de ella, en primer lugar, y porque esa sucesión de éxitos y fracasos que protagonizaba Reginald Perrin me quedó grabada como una especie de lección vital.

Si quieres leer la entrevista completa, aquí te queda un vínculo a la misma.

El buen capitalismo / O bo capitalismo

No estoy pensando en el samaritano. No creo en el buen capitalista, menos en el que está dispuesto a parar en el camino para socorrer al caído. Creo en el socialista que conoce los beneficios del capitalismo. Leo en El País (sí, aún leo El País de vez en cuando, con la mirada torva y el gesto revirado) un artículo ilustrativo. Su intención es, eso, ilustrar sobre las relaciones presuntamente idílicas entre la cultura que se hace en Madrid y Barcelona. Sus intenciones son claras pero yo paso de ellas y me voy por otro lado. Madrid es mejor porque existe Barcelona y Barcelona es mejor porque allá abajo está Madrid. Se trata de la competencia, que nos hace mejores y con ello conseguimos el progreso. No es ideología sino Historia. El capitalismo crea riqueza, en unas ocasiones concentrada en unos pocos, en otras ocasiones repartida. Nunca será equitativa, eso por descontado, pero sí puede llegar a la mayoría. Por eso digo que hay clases de capitalismo igual que hay distintos tipos de zanahorias o distintas especies de mustélidos. Aunque no se encuentre en la teoría económica, existe el capitalismo de avaricia, el que procura el enriquecimiento de unos pocos, clase hegemónica que pretende mantener el statu quo privilegiado. De hecho, podemos afirmarlo: se trata del caso más común. Pero existe también el capitalismo racional -que tampoco figura en ningún manual de economía- el que procura la distribución equitativa de la riqueza mediante políticas propiciadoras de igualdad social. Atención a la frase sencilla; en ella reposa el principal criterio que debiera regir las relaciones económicas: “La competencia sana es buena”. En la cualidad descansa la virtud…

Nos vemos en Twitter, en Facebook o en Linkedin 


Non estou a pensar no samaritano. Non creo no bo capitalista, menos no que está disposto a parar no camiño para socorrer o caído. Creo no socialista que coñece os beneficios do capitalismo. Leo en El País (si, aínda leo El País de cando en vez, coa mirada torva e o xesto revirado) un artigo ilustrativo. A súa intención é, iso, ilustrar sobre as relacións presuntamente idílicas entre a cultura que se fai en Madrid e Barcelona. As súas intencións son claras pero eu paso delas e voume por outra banda. Madrid é mellor porque existe Barcelona e Barcelona é mellor porque alá abaixo está Madrid. Trátase da competencia, que nos fai mellores e con iso espolea o progreso. Non é ideoloxía senón Historia. O capitalismo crea riqueza, nunhas ocasións concentrada nuns poucos, noutras ocasións repartida. Nunca será equitativa, iso por descontado, pero si pode chegar á maioría. Por iso digo que hai clases de capitalismo igual que hai distintos tipos de cenorias ou distintas especies de mustélidos. Aínda que non se atope na teoría económica, existe o capitalismo de avaricia, o que procura o enriquecemento duns poucos, clase hexemónica que pretende manter o statu quo privilexiado. De feito, podemos afirmalo: trátase do caso máis común. Pero existe tamén o capitalismo racional -que tampouco figura en ningún manual de economía- o que procura a distribución equitativa da riqueza mediante políticas propiciadoras de igualdade social. Atención á frase sinxela; nela repousa o principal criterio que debería rexer as relacións económicas: “A competencia sa é boa”. No adxectivo descansa a virtude…

Vémonos en Twitter, en Facebook ou en Linkedin 

Un referéndum de interdependencia

Es que beneficia a todos, que se retroalimentan los unos a los otros. Sostengo esa tesis en el artículo publicado hace unos días en Mundiario:

1-O: Un referéndum que beneficia a (casi) todos en Madrid y en Cataluña

Digo, por ejemplo, que el mayor beneficiario de la convocatoria del referéndum “es claramente el Partido Popular. En cualquier otro contexto, resultaría inimaginable que una organización política tan agujereada por escándalos e indecencia pudiese conservar su condición de fuerza mayoritaria.” También beneficia al PDeCAT que “se agarra al referéndum como a su última tabla de salvación”. No digamos a ERC y ahí están los números para demostrarlo “científicamente”: era quinta fuerza en 2010, es ahora la primera y holgadamente. El PSC-PSOE “vive el referéndum como el intervalo que precisa para su reconfiguración orgánica. Agarrado a la bandera de la plurinacionalidad que cosiera en los años de la Transición, espera recuperar terreno en su segundo gran bastión territorial”. Para Ciutadans, “el referéndum no solo le permite mantenerse en el candelero como fuerza de origen catalán sino que, al igual que ocurre con el Partido Popular, le da alas para mostrar su carácter jacobino más rancio”.

La excepción, el casi, se refiere a Podemos – Catalunya en Comú. Es la única fuerza política perjudicada por el referéndum, el cual pone de manifiesto la dificultad de un discurso cohesionado. Hay argumentos para defender su postura pero no son fácilmente transmisibles. El profesor Vincenç Navarro lo intenta en un bien construido artículo que se puede consultar en este link. A mí me parece que, en cualquier caso, este referéndum no les cuadra nada bien. Coincido en las críticas del profesor de economía sobre el modo y manera en que se está conduciendo esta convocatoria, que por el momento no pasa de anuncio. Creo que lo están haciendo retorcidamente mal. En el artículo de Mundiario dejo mis razones.

De saharauis y palestinos

En galego

Sé que no voy a decir nada nuevo…

Ayer vi un par de reportajes que parecían entrelazados. Me pregunto cómo se crea una buena o una mala reputación. Churchill dejó la leyenda de ser un hombre extraordinario a pesar de sus diferentes cambios de posición política. Tampoco es cuestión de demonizar a los que rectifican pero tal vez las convicciones deberían tender a una cierta estabilidad. No sabía que Churchill había sido un eje fundamental para la creación del Estado de Israel. Al parecer, el gobierno laborista se mostró claramente en contra. Incluso Roosevelt emitió señales de serias dudas. Los judíos de los Estados Unidos querían profesar su fe sin dejar de ser estadounidenses. Una buena parte de ellos renegaba de un estado común, veía en el judaísmo una religión  antes que una entidad política o territorial. La creación del Estado de Israel en 1948 representó la condena más cruel para la población palestina. Han transcurrido 70 años y Palestina sigue viviendo en condiciones de infrahumanidad bajo el acoso  y la humillación diarias.

El segundo reportaje se refiere al pueblo saharaui cuya tragedia comenzó en noviembre de 1975 cuando el régimen de Franco le negó cualquier derecho a la colonia española que es entregada en infame bandeja de plata a Marruecos y Mauritania. La ONU puso en duda la validez jurídica del acuerdo tripartito y no reconoce la administración marroquí del Sahara Occidental. Ya la Corte Internacional de Justicia de La Haya había dictaminado a favor de la autodeterminación del territorio. Después de la ignominiosa retirada de las tropas españolas, Marruecos y Mauritania (que más tarde se retiró por la presión del Frente Polisario) invaden el Sahara Occidental. Los saharaius huyen de las ciudades para refugiarse en campamentos improvisados ​​en el desierto de Argelia. Su situación de desamparo dura ya 42 años. Desde 1988, la ONU dispone de un plan de paz que incluye la celebración de un referéndum de autodeterminación, siempre bloqueado por Marruecos. En estos momentos, después de múltiples demostraciones de ineficacia por parte de la ONU y de la llamada comunidad internacional, la lucha armada parece ser la única solución a la que se sienten condenados los jóvenes saharauis.

¿No tendría que hacer algo el gobierno español después de haber sido el principal causante de la situación?

 

De saharauis e palestinos

En castellano

Sei que non vou dicir nada novo…

Vin onte un par de reportaxes que semellaban entrelazadas. Pregúntome como se crea a boa e a mala fama. Churchill deixou unha lenda de home extraordinario malia os seus variados cambios de posición política. Tampouco é cousa de demonizar a quen rectifica pero se cadra as convicións deberían tender a unha certa estabilidade. Descoñecía que Churchill tivese sido o eixo chave para a creación do Estado de Israel. Seica o goberno laborista amosábase claramente en contra. Mesmo Roosevelt daba sinais de serias dúbidas. Os xudeus de Estados Unidos querían profesar a súa fe sen deixar de ser norteamericanos. Disque unha boa parte deles renegaban dun Estado común, vían no xudaismo unha relixión antes ca unha entidade territorial ou política. A creación do Estado de Israel en 1948 supuxo a condena máis cruel para o pobo palestino. Transcorreron uns 70 anos daquela e Palestina continúa vivindo en condicións de infrahumanidade baixo o acoso e a aldraxe cotiá.

A segunda reportaxe atinxe o pobo saharaui cuxa traxedia comeza en novembro de 1975 cando o réxime franquista nega os dereitos á colonia española que é entregada en infame bandeixa de prata a Marrocos e Mauritania. A ONU cuestionou a validez xurídica do acordo tripartito e non recoñece a administración marroquí do Sahara Occidental. Xa o Tribunal Internacional de Xustiza de La Haya dictaminara en favor da autodeterminación do territorio. Trala vergoñenta retirada das tropas españolas, Marrocos e Mauritania (que despois o abandonaría pola presión do Fronte Polisario) invaden o Sahara Occidental. As xentes saharaius foxen das cidades e refúxianse en campos improvisados no deserto de Alxeria. A súa situación de desamparo dura 42 anos. Dende 1988, a ONU ten trazado un plan de paz que inclúe a celebración dun referéndum de autodeterminación, sempre bloqueado por Marrocos. Nestes momentos, tralas múltiples demostracións de ineficacia da ONU e da chamada comunidade internacional, a loita armada semella a única solución á que se sinten condenados os mozos saharauis…

Non habería facer algo ao respecto o goberno español despois de ser un dos principais responsables da situación?

Antes en digital

Aquí estamos esperando la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cubierta y maqueta quedaron planchadas hace casi un mes pero la cola de impresión debe de ser larga. Metáforas o símiles rápidos asaltan la mente: podríamos encontrar largas colas de espera en las oficinas del INEM -o como se llame ahora-, en los servicios de urgencias de los hospitales públicos, en las fronteras de Europa. Esta otra cola se espera mejor. A veces las metáforas deben manejarse con cuidado. Han de ser como las sentencias: proporcionadas. Eso estarán pensando hoy los denominados “jóvenes de Altsasu”, 375 años de cárcel les han pedido. Toma casualidad numérica, hace 375 días que firmé el contrato para la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cada circunstancia implica un ciclo y un ritmo. Cualquier día, el gobierno aplica la Ley mordaza a símiles y metáforas. Hará bien, son armas de comparación cargadas sobre todo de pereza y de odio. Una metáfora se resuelve en un par de minutos de inspiración. En eso se asimila a las palizas, que tampoco admiten comparaciones, por lo que se ve. Nada, decía yo que mi novela está ahí mismo, a punto de salir. Se titula “El émulo de Reginald Perrin”. Por lo de pronto, la editorial la ha colgado en una plataforma digital. Aquí dejo link por si os queréis anticipar…

http://www.libros.cc/El-emulo-de-Reginald-Perrin.htm


 

Volverás á Pallarega

Habería desculpar Don Juan Benet a ousadía de aproveitar o seu título. Pallarega quixo ser outra Región, un espazo cosmogónico que interpretase as claves íntimas duns comportamentos e uns talantes vitais. Os desas xentes que, nacendo nun lugar coas coordenadas ben delimitadas,  intúen que máis aló existe unha realidade provista de misterio, opcións abertas e, xa que logo, grandes oportunidades.

Volvo a Pallarega por circunstancias casuais, por mencións de amigos e tamén pola repetición de desagrables actitudes. Quéixome do tratamento que recibiu Pallarega, a novela, dende o día da súa publicación, vítima de mesquindades demasiado frecuentes neste impaís tan poboado de infelices Caínes. Téñoa de novo entre as mans, agarímoa, leo parágrafos soltos. Abro a carpeta que contén algúns papeis vinculados con ela. A carta dun dos próceres das letras galegas contemporáneas que escribe: “…a historia é interesante, a narración minuciosa e a prosa excelente…”. Seica houbo lectura demorada antes do comentario.

Atopo a presentación que fixera Pablo González Mariñas no FNAC da Coruña en maio de 2012, felizmente dixitalizada e arquivada no Centro de Documentación da AELG (texto completo). Rescato daquela xenerosa e erudita intervención algunha pasaxe. Dicía Don Pablo:

“Pallarega é a visión novelada da historia do noso país ó longo do século pasado pero cunha grande virtualidade de proxección futura. Polas súas páxinas circulan as aventuras e desventuras das súas xentes humildes mais tamén das súas clases dominantes. Unha visión que vai ser imprescindible para a cabal comprensión deste o noso tempo sociolóxico”.

“Sob o tellado desta Pallarega, gárdanse moreas de personaxes, de actitudes ante a vida, de expresións, de retranca, de circunloquios anímicos tan galegos coma os meandros do Mandeo. Non é unha colectánea de opinións ou de tópicos senón unha vivencia sentida das capacidades e tamén limitacións duns protagonistas enfrontados a escenarios difíciles e da súa forma de lles pór cara dende un carácter e unha actitude tan baril como a situación permitía e tan intelixente como requiría.”

“O relato reproduce a incrible aventura de tantos e tantos galegos que emigraron… A novela interpreta admirablemente ese concepto de galeguidade, polémico e difuso, que sen embargo penetra coma un coitelo na consustancialidade identitaria da que Nicolás (o protagonista) non se puido substraer.”

“A historia que Marcelino nos conta é a historia dunha xeración perdida de galegos. Todos eses acontecementos e reaccións son, dende logo, individuais, pero acadan unha dimensión colectiva. A novela reflite a historia dunha xeración en boa parte perdida para os seus protagonistas pero gañada polos que chegamos detrás deles. Trátase dunha xente nosa maiormente inculta, condenada á ignorancia pola ditadura de Franco, que sen embargo resiste, i é quen de loitar co seu talento innato contra a represión material (que supón a pobreza) e contra a durísima represión emocional (o desarraigo da terra…)… Penso que estamos ante un acto de xustiza que trascende do relato en si e abre a oportunidade de nos sumar a este agradecemento lendo unha novela ateigada de emocións profundamente galegas. E sobre todo, a posibilidade de nos identificar con Nicolás Traseira, verdadeiro símbolo de todo isto.”

Ninguén podería telo comprendido e expresado mellor. Por esas mesmas razóns, eu sempre volverei á Pallarega.

 

O Poder da Colaboración

Somos pequenos e habemos competir en mercados grandes. Somos febles e habemos sobrevivir nun mundo moi duro. Somos poucos e habemos destacar entre enormes aglomeraciones. Somentes nos queda un camiño, o da UNIÓN, o da suma de recursos e capacidades, de sinerxias e de complementariedades. Quédanos a saída da COLABORACIÓN, entre nós e mais con que sexa conveniente.

A Economía galega necesita un xiro a prol de cooperación entre as súas empresas. Velaquí o meu artigo completo publicado no suplemento de Ideas de Economía digital: O poder da Colaboración.

 

Viaje por Grecia. Meteora y Corfú

Link a Atenas (I y II)

Link a Peloponeso

Esperábamos unas carreteras griegas en peores condiciones. Ir de una región a otra no da pereza, sabes que encontrarás poco tráfico, un firme más que aceptable y un paisaje apaciguador. Destino Kalambaka, a veces cambian la b por una p y entonces leemos Kalampaka; tendríamos que haber preguntado el porqué cada lugar puede adoptar distintas versiones de su nombre. Estamos en el área de Meteora. Las guías suelen exagerar, la mayoría de páginas prometen emociones fuertes. La nuestra dice “Meteora es uno de los lugares más extraordinarios del mundo”. Pues bien, no exagera ni una pizca. Significa “rocas en el aire” y tal cual. La región se ha configurado por multitud de enormes moles de piedra arenisca aparentemente inexpugnables; pero no. A partir del siglo XIII, fueron llegando primero eremitas, después monjes, dispuestos a vivir cerca de Dios. En un principio habilitaron cuevas que poco a poco fueron convirtiendo en moradas a través de, se supone, un esforzado trabajo. Había que escalar aquellas rocas a mano. A alguno se le ocurrió llevar una cuerda, que sirvió para alzar cuerdas más gruesas y, por tanto, más resistentes. Al cabo de un tiempo, disponían de poleas capaces de trasladar incluso seres humanos, a condición de que éstos no sufriesen vértigos ni aprensiones. Finalmente, llegaron a construir veinticuatro monasterios, hoy aún casi la mitad en pie; media docena habitados y visitables. Todos merecen parada, subida y recorrido porque todos ofrecen particularidades dignas de conocer. Por algo es Meteora uno de los lugares más extraordinarios del mundo.

Virando hacia el oeste unos 170 kilómetros, alcanzamos el pueblo costero de Igoumenitsa donde tomaremos el ferry a Corfú. Los hay cada media hora. El trayecto lleva alrededor de noventa minutos y la llegada impresiona por dos factores. El meteorológico deja a uno sumido en la confusión: a la derecha, las nubes más oscuras, densas y abusonas que hayas visto; a la izquierda, cielo despejado (y tú rezando para que el hotel quede a la izquierda). El segundo factor es puramente estético; la fachada de Corfú que se muestra es ocre y armónica y en ella destacan dos fortalezas que inspiran confianza. Nos acercamos al puerto y empezamos a sentir el agua de la lluvia sobre nuestras cabezas, algo que no esperábamos.

Por el mapa Corfú, en pleno Jónico, semeja albana antes que griega. Por la arquitectura, a veces veneciana, en otras ocasiones francesa o inglesa. Esta isla cambió de manos con suma frecuencia. Posiblemente ahí resida la base de su belleza. Hablamos sobre todo de la capital, Corfú o Kerkyra, el resto de la isla quizás sea más convencional. Llama la atención la explotación turística pues sus playas no dan para tanta ebullición; sus carreteras tampoco. A efectos de fondos comunitarios, parece que los griegos hayan primado el continente antes que las islas. Con las nubes acechando, Corfú exige una gestión adecuada de los momentos. No desespere, habrá tiempo para el baño y para la visita turística. A la hora de cenar, siempre la capital, Kerkyra, que ofrece buen ambiente, tiendas, soportales, calles y plazas señoriales, fortalezas… Plazas de aparcamiento, escasas. Otros puntos de interés: el palacio Achilleion construido por deseo de Sisi emperatriz, el Monasterio Pantokrator, el suelo arenisco y los olivos y cipreses que llegan hasta la misma orilla; el Canal d’Amour y algún rincón marinero como Agios Stephanos. En síntesis, tiene Corfú el encanto de la historia, de los olivos y del mar. Es Grecia.

 

Viaje por la Grecia Clásica. El Peloponeso

Continuamos viaje por la Grecia clásica y tomamos hacia el Peloponeso. Hemos de cruzar sobre el Canal de Corinto. Poniéndonos estupendos, diríamos que esa especie de grieta convierte la península en una isla. El canal impresiona, 6 kilómetros de vertiginosa angostura, sobre todo cuando aprendes que fue construido en el siglo XIX. Tiramos carretera hasta Micenas, cuna de una civilización que se comparó con el Egipto de los faraones por su nivel de desarrollo e influencia. Sus manufacturas llegaban a cualquier rincón del Mediterráneo, y a la actual Gran Bretaña, a Escandinavia, a lo que hoy conocemos como Afganistán. Un fuego terminó con todo. Igual que después los griegos, adoraban a los doce dioses de la Antigüedad. Hablamos del 1.500 a.C., esos siglos. Su rey más popular fue Agamenón aunque quizás solo haya reinado en la imaginación de Homero. Las ruinas emocionan por su historia, el tesoro de Atreo o la Puerta de los Leones. Me pregunto de dónde habrían sacado los modelos. También qué técnica habrían utilizado para levantar aquellos muros inmensos.

Alcanzamos Nauplia, Náfplio en griego moderno. Preciosa ciudad de origen veneciano antigua capital del país. Cuesta creerlo transitando por sus bulliciosas y estrechas calles. El casco antiguo se recorre varias veces al día, circules por donde circules, siempre terminas en los mismos sitios. Sus principales referencias son las buganvilias. Y la fortaleza Palamidi en lo alto, casi 1000 escalones la elevan sobre el nivel del mar. Otros bastiones, entre ellos la fortaleza Bourtzi en el medio de las aguas, reflejan su pasado interés estratégico.

Epidauro es una visita obligada desde Nauplia. Teatro construido en el siglo IV a.C., presenta unas cualidades acústicas impresionantes. Basta con colocarse en el punto medio del escenario y recitar o cantar cualquier estrofa. El sonido te envuelve al instante. Epidauro fue en su día “centro del arte de la Medicina y la curación” aunque de tal título no obtuvimos más prueba que unos cuantos útiles quirúrgicos. Si queda tiempo, se puede retornar a Nauplia dando una vuelta para pasar por Porto Jeli, región de moda para sorpresa de los lugareños. Un taxi boat traslada a los turistas avezados hasta la isla de Spetses, escogida por alguna destacable celebrity de raíces monárquicas.

Apuntamos al norte, carretera de montaña hasta Olimpia. Aquí nacieron los Juegos. Cuando se habla de los Juegos, nadie imagina el parchis o las damas, ni siquiera el escondite o el chorizo envenenado. Todos pensamos en deporte, constancia, superación, valores. Pensamos en Olimpia. Aquí se celebraron durante más de 1000 años, desde el 776 a.C. hasta el 380 d.C. cuando los prohibió el emperador romano Teodosio tras abrazar el cristianismo. Al parecer, a Dios no le gustaba el deporte. La “villa olímpica” albergaba, además de un estadio para 45.000 espectadores, un gimnasio, una palestra (a disposición también de oradores), alojamientos, baños turcos y templos dedicados a Zeus y Hera. Se deben visitar los dos museos, complementarios, que aportan una idea tangible y poderosa de lo que aquellos eventos significaban. Por cierto, competían solo hombres libres y debían hacerlo desnudos. Pues eso…

Delfos queda a unos 240 de Archea Olimpia y ya fuera del Peloponeso. Para cruzar “al otro lado”, debemos transitar el impresionante puente que une las localidades de Río y Antirio construido sobre el golfo de Corinto. Nuevo camino de montaña y olivos. Grecia es el principal país por consumo per cápita de aceite de oliva del mundo. Durante kilómetros tenemos la impresión de que no conocen otra especie arbórea o de que temen algún tipo de contagio de su árbol venerado. Llegamos a Delfos, o Delphi, y nuestra impresión queda confirmada. Ante nosotros se extiende la mayor extensión de olivos jamás imaginas. La villa no vale gran cosa pero a medio kilómetro se yergue el Monte Parnasso y las ruinas de la ciudad griega que albergaba el famoso Oráculo. Es un paseo para no girarse. Aprecia los monumentos, los templos, el teatro, el estadio… Gírate únicamente después de llegar a la cima. Entonces entenderás por qué los griegos lo consideraron lugar sagrado.

Y para finalizar, Meteora y Corfú: link al artículo

Link a posts sobre Atenas