Antes en digital

Aquí estamos esperando la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cubierta y maqueta quedaron planchadas hace casi un mes pero la cola de impresión debe de ser larga. Metáforas o símiles rápidos asaltan la mente: podríamos encontrar largas colas de espera en las oficinas del INEM -o como se llame ahora-, en los servicios de urgencias de los hospitales públicos, en las fronteras de Europa. Esta otra cola se espera mejor. A veces las metáforas deben manejarse con cuidado. Han de ser como las sentencias: proporcionadas. Eso estarán pensando hoy los denominados “jóvenes de Altsasu”, 375 años de cárcel les han pedido. Toma casualidad numérica, hace 375 días que firmé el contrato para la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cada circunstancia implica un ciclo y un ritmo. Cualquier día, el gobierno aplica la Ley mordaza a símiles y metáforas. Hará bien, son armas de comparación cargadas sobre todo de pereza y de odio. Una metáfora se resuelve en un par de minutos de inspiración. En eso se asimila a las palizas, que tampoco admiten comparaciones, por lo que se ve. Nada, decía yo que mi novela está ahí mismo, a punto de salir. Se titula “El émulo de Reginald Perrin”. Por lo de pronto, la editorial la ha colgado en una plataforma digital. Aquí dejo link por si os queréis anticipar…

http://www.libros.cc/El-emulo-de-Reginald-Perrin.htm


 

2 Comentarios hasta el momento »

  1. María dijo

    7 de Xullo del 2017 a las 4:06 p.m.

    Espero a que chegue as librarías, que é onde toda a vida de Dios venderonse os libros. Chámame antiga se queres..

  2. Marcelino dijo

    20 de Xullo del 2017 a las 2:11 p.m.

    Paréceme essstupendo ;-)

Comentarios RSS · TrackBack URI

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: