Archivos en la categoría El émulo de Reginald Perrin

Entrevista por El émulo de Reginald Perrin

La novela aún no está en las librerías pero sí tenemos una entrevista sobre ella a modo de pre-lanzamiento involuntario. Gracias a María Osorio por la eficacia y dedicación. Aquí va una selección de las cosas que se pueden leer en la entrevista:

Pregunta María qué podemos encontrar en El émulo de Reginald Perrin. Parte de la respuesta: Encontraremos sobre todo la historia de un hombre con una personalidad compleja, de sus traumas personales, del equilibrio inestable entre su capacidad de liderazgo y sus limitaciones para vivir en sociedad. Encontraremos la distorsión sobre la visión de la realidad que produce el poder y, de alguna manera, un manual para déspotas y misántropos. Encontraremos una trama que entremezcla los ámbitos particular y profesional de Camilo…

Otra pregunta: ¿qué semejanzas hay entre Reginald Perrin y Camilo López, el protagonista de la historia? Y aquí la respuesta: Hay más similitudes de las que podrían suponerse a partir de una lectura rápida de la novela. De alguna forma, ambos reniegan de su pasado, ambos intentan el éxito y el reconocimiento de un modo compulsivo, ambos se fían de su instinto para tomar decisiones que a veces resultan poco justificables o incluso absurdas. Aunque de naturaleza distinta, su carácter atormentado resulta otra similitud. Me inspiró la serie porque yo era muy fan de ella, en primer lugar, y porque esa sucesión de éxitos y fracasos que protagonizaba Reginald Perrin me quedó grabada como una especie de lección vital.

Si quieres leer la entrevista completa, aquí te queda un vínculo a la misma.

Antes en digital

Aquí estamos esperando la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cubierta y maqueta quedaron planchadas hace casi un mes pero la cola de impresión debe de ser larga. Metáforas o símiles rápidos asaltan la mente: podríamos encontrar largas colas de espera en las oficinas del INEM -o como se llame ahora-, en los servicios de urgencias de los hospitales públicos, en las fronteras de Europa. Esta otra cola se espera mejor. A veces las metáforas deben manejarse con cuidado. Han de ser como las sentencias: proporcionadas. Eso estarán pensando hoy los denominados “jóvenes de Altsasu”, 375 años de cárcel les han pedido. Toma casualidad numérica, hace 375 días que firmé el contrato para la publicación de “El émulo de Reginald Perrin”. Cada circunstancia implica un ciclo y un ritmo. Cualquier día, el gobierno aplica la Ley mordaza a símiles y metáforas. Hará bien, son armas de comparación cargadas sobre todo de pereza y de odio. Una metáfora se resuelve en un par de minutos de inspiración. En eso se asimila a las palizas, que tampoco admiten comparaciones, por lo que se ve. Nada, decía yo que mi novela está ahí mismo, a punto de salir. Se titula “El émulo de Reginald Perrin”. Por lo de pronto, la editorial la ha colgado en una plataforma digital. Aquí dejo link por si os queréis anticipar…

http://www.libros.cc/El-emulo-de-Reginald-Perrin.htm